viernes, 26 de octubre de 2012

Conéctate contigo...el secreto es la educación


Conversando con un querido amigo sobre el aprendizaje obtenido en sus estudios formales me conecté con una frase que suena a "lugar común" en muchos discursos e intervenciones que he escuchado, más cuando emergió de nuestro espacio filosofando, hizo click con mi sentir resumiendo sin mayores adornos en El Secreto es la Educación.

Cuando hablo de educación me refiero al educarnos como seres integrales que somos; va más allá de los estudios académicos formales, necesarios para abrir nuestra mente al conocimiento, en mi concepto es educarnos en los dominios de la mente, el cuerpo, la emoción y el espíritu.... ¡Toda una vida para llevarlo a cabo!

Es tomar conciencia que somos mas que la suma de las partes, que nuestra mente debemos cultivarla con la lectura, reflexionando lo que encontramos en nuestro paso y por sobre todo observando la calidad de nuestros pensamientos, en la búsqueda de conectarnos con lo saludable, con el equilibrio, con pensamientos nobles.

Nuestro cuerpo haciendo conciencia de alimentarlo para cuidarlo y no para dañarlo  atenderlo en su justa medida, brindándole y sintiendo el disfrute de estar vivo. Solo con encontrarnos con la respiración, nuestra conexión primaria con el cuerpo, somos capaces de volver al aquí y al ahora, y desde allí honrar este espacio que cuida nuestro corazón, mente y espíritu.

Nuestras emociones que nos mueven hacia nuestros resultados, aceptándolas, aprendiendo de ellas y por sobre todo, viviéndolas; permitiéndonos hacer contacto con cada una de ellas en el momento de su aparición, haciendo énfasis en aquellas para las cuales hemos sido hechos... El amor... la alegría...

Y completando este camino del educarnos haciendo presente nuestro espíritu, abriendo el alma a la conexión con lo divino, con este ser superior que te guía y que reconoces desde tu sentir cuando te comunicas con el y encuentras paz interior, eso que no sabemos como explicar, pero que lo reconocemos al encontrarlo en ti y en las personas que te rodean.

En resumen… Aprender - Vivir – Amar – Dejar un legado… en palabras de Sigung Wong… “Cuando miramos el mar, vemos miles de olas, una ola detrás de otra. Vemos cada ola como un evento separado. Pero en  realidad no son individuos separados, no hay olas individuales, cada ola esta conectada a la otra y realmente no se pueden separar”.

No hay comentarios: