martes, 4 de noviembre de 2014

Colegio De La Salle tan querido... #Amistad


Así comienza el himno del Colegio donde tuve la bendición de estudiar mis años de bachillerato, un espacio donde encontré amigos, amigas, amores y alegrías... Un espacio donde aprendí a convivir con la diversidad, con la apertura; donde me di cuenta que siendo yo misma era la mejor forma de ser parte del grupo, donde reforcé el valor de la educación, donde siento comenzó mi camino como Maestra de Grandes - como identifica mi hijo mi trabajo -, sin saber que iba a ser mi camino profesional, ese camino que disfruto desde el amor y la alegría de compartir con otros.

Hoy, unos cuantos años después de habernos graduado de bachilleres, nos estamos reencontrando gracias a la tecnología, ha sido maravilloso leer, ver y compartir con muchos de mis amigos y compañeros de Colegio, conocer sus familias vía fotografías, escuchar sus voces, vivir la ilusión de un próximo reencuentro presencial, la ilusión de abrazarnos y sentir que no importa el tiempo que pase, somos La Salle... Una Gran Familia.

Una Gran Familia, esa familia que construyes desde la amistad, esas personas que te vas encontrando en el camino y son cada una parte de lo que tu actualmente eres, reconociendo que somos la suma de las vivencias que tenemos, agradeciendo todos los momentos, todas las experiencias, todos los encuentros.

Mucho se ha escrito y escribirá sobre el valor de la amistad, una palabra mágica, interpretada por cada quién desde su realidad, esta reflexión que hoy comparto se centra en ese maravilloso don que tenemos, de escoger a nuestros amigos, de hacerlos tan cercanos a nuestras vidas, que para muchas personas son "hermanos del alma", esos hermanos que te regala la vida, que pensándolo bien, te das como regalo a tu vida.

Con alegría veo el camino recorrido y encuentro caras queridas, amigos y amigas que me han acompañado, algunas literalmente toda la vida, desde mi nacimiento, otros que se han ido incorporando en las diversas etapas vividas, todos con un elemento común, el hacerme sentir parte de su familia.

A todos mis queridos amigos, todos sin excepción, les agradezco el amor recibido, sus atenciones, los momentos vividos, el aprendizaje compartido. Son ustedes parte de mi vida, historia de mi historia, constructores en conjunto de mi Ser. 

Desde este espacio reafirmo el valor que cada uno tiene para mi, el pedacito de corazón y de mente que les dedico, y lo mucho que disfruto recordando momentos, conversaciones, aventuras, todo lo compartido, y todo lo que nos falta por compartir...

Para cerrar estas palabras les dejo parte de la letra de una de mis canciones preferidas sobre la amistad del maravilloso Ilan Chester... 

"Que tal 
Ponte cómodo mi amigo 
Si mi casa es tu hogar 
Es amistad... 

Te vas 
Mis recuerdos van contigo 
Más allá de un adiós 
Es amistad..."

¡Feliz vida! ¡Feliz Amistad!!


martes, 14 de octubre de 2014

El Camino Recorrido

"No desprecies el recuerdo del camino recorrido. Ello no retrasa vuestra carrera, sino que la dirige; el que olvida el punto de partida pierde fácilmente la meta" Pablo VI

He estado largo tiempo sin escribir mis reflexiones, siento que el día a día corre a una velocidad fuera de mi alcance, quizás estoy haciendo muchas cosas a la vez; quizás la respuesta está en las palabras de una querida amiga… “todas las anteriores”.

He pensado en diversos temas sobre los cuales compartir, los anoto y pasan los días y llegan otros temas, cada día es un aprendizaje, buscando el momento correcto y la inspiración adecuada pasan los días, semanas, meses… y pienso ¿así no es que se nos pasa la vida?, esperando el momento perfecto para…

Y, ¿cuándo es el momento perfecto?,  sin duda alguna es HOY.

Sigo reflexionando, me cuestiono, como lo hago en mis conversaciones con otros, ¿cuándo es que hacemos cuerpo, hacemos conciencia, esto de vivir el presente?, de estar en el aquí y ahora, viviendo a plenitud la experiencia, sintiendo 100% el momento.

Me respondo... es un camino tan libre, tan de decisión propia, que sin darnos cuenta nos desviamos y cuando hacemos conciencia del desvío, lo retomamos y continuamos, y allí vemos lo recorrido, sin saber cuánto mas hace falta por recorrer, solo sentimos desde adentro, desde el corazón, que vamos por buen camino, y esa chispa que nos inspira, me dice al oído “tranquila, todo es perfecto, vas bien, sigue creciendo”.



viernes, 21 de febrero de 2014

La #Paz comienza con tus propios pensamientos...

"La comienza con tus propios pensamientos. Es de tu paz mental de donde nace una percepción pacífica del mundo..." ACIM

Conociendo un poco más de como nuestro Cerebro procesa nuestras peticiones, es importante recordar o entender que nuestra mente tiene un lenguaje diferente al que usamos con palabras. Nuestro cerebro traduce toda palabra en símbolos e imágenes. La comunicación más importante ocurre en el interior de nuestra mente; aprender el leguaje de nuestra mente es vital, porque es allí donde residen algunos de los poderes que pueden cambiar nuestra vida. Tu mente siempre necesitará una imagen para asociar a tus pensamientos. Sea lo que sea que tu expreses con palabras, tu cerebro forma inmediatamente una imagen. De la misma manera hay palabras que nuestra mente no puede traducir en una imagen. Es el NO. La expresión negativa no tiene una representación en imágenes para el Cerebro. Por eso, cuando tu dices “no quiero tal cosa”, lo que tu cerebro ve es “la tal cosa”.

Te propongo hacer este ejercio: imagina el mar azul, hermoso, radiante. Ahora, no quiero que veas un barco en él. No veas ningún barco. Haz un esfuerzo, ¡no veas el barco en el mar!. ¿Que pasó?...

Seamos asertivos al crear nuestras afirmaciones... busquemos desde las palabras positivas generar contextos positivos, crear espacios de encuentro y Paz.




viernes, 13 de diciembre de 2013

Cuando aprendas a considerar tu vida...




Cuando aprendas a considerar tu vida y cuanto hay en ella como el milagro que es, comprenderás enseguida que quejarse es desperdiciar el milagro que eres.

Cada instante que pasas disgustado, desesperado, angustiado, furioso o dolido a causa del comportamiento de otra persona es un instante en el que renuncias al control sobre TU VIDA.

Obsérvate a ti mismo y a los demás en este mundo disparatado, y después decide que es mejor, pasear por ahí la rabia o desarrollar un sentido del humor que te proporcionará a ti y al prójimo el más preciado de todos los dones: la risa.

En la vida todo es paradoja. Cuanto más desees la aprobación, más contundente será la negativa de los demás a aprobarte; cuanto menos te importe el que te aprueben o no, más aprobación conseguirás.

Cuando alcanzas suficiente paz interior y te sientes realmente positivo, es prácticamente imposible que otra persona te controle y te manipule.

Si eres feliz, si vives cada momento aprovechando al máximo sus posibilidades, entonces eres una persona inteligente.

Si crees totalmente en ti mismo, no habrá nada que esté fuera de tus posibilidades.
En verdad no puedes crecer y desarrollarte si sabes las respuestas antes que las preguntas.

No necesitas admitir a nadie en tu vida a menos que llegue cargado de afecto y armonía.

El progreso y el desarrollo son imposibles si uno sigue haciendo las cosas tal como siempre ha hecho.

No dejes que los planes que tienes para ti sean más importantes que tú mismo.

¡Vive!   ¡Ama!   ¡Sé Feliz!



Wayne W. Dyer

martes, 5 de noviembre de 2013

Eres tan diferente ... eres tan parecido...

Desde hace un tiempo estoy compartiendo profesionalmente con una persona, ya convertida en amiga, que día a día me sorprende con su genialidad y belleza humana. Hoy, revisando un material de trabajo preparado por ella, encontré este hermoso escrito que comparto con ustedes para su reflexión...

Eres tan diferente pero tan parecido,
eres mi sombra y mi luz, si tan sólo
hubiese entendido antes la falta que me
haces, y el bien que me proporciona que seamos
diferentes.
Te necesito para tener un  mejor balance, te necesito
porque no veo bien el camino sin la óptica de tu
subjetividad, te necesito porque no soy perfecto
y porque he comprendido que este es un mundo de mágicos
opuestos que juntos construyen
algo que se parece a la felicidad.

¡Gracias Patricia Escalona!!


miércoles, 21 de agosto de 2013

Creer para ver: Somos co-creadores de nuestro camino...



Al comenzar a escribir este artículo pensé en las muchas personas que viven en la resignación, en la desesperanza, con la premisa en su mente o con la seguridad de que no pueden hacer nada para cambiar su destino... ¿Eres tu una de estas personas? ¿Conoces a alguien así? , entonces esta reflexión este la dedico especialmente a ti...

Desde que comencé a colaborar con movimientos sociales de apoyo a diferentes personas, que ahora les llamamos ONG's, estoy disfrutando la maravilla de ver vidas que cambian como por arte de magia, vidas que cambian para consolidar un futuro mejor, logrando metas que muchos le han dicho que no eran posible, más alguien a quien decidieron escuchar comentó en algún momento que sí era posible, y desde esa posibilidad, desde esa ranura de acción, se abrieron los caminos para lograrlo.

Existe mucha literatura relacionada con este tema, excelentes autores que nos brindan su experiencia y comparten su visión de cómo lograr alcanzar nuestros sueños, como atrevernos y simplemente actuar para nuestro futuro, para nuestros logros.

Más todo lo que puedas leer, todo lo que puedas practicar necesita de un elemento fundamental, creer que es posible. Cuando nos creemos que es posible, nuestra mente, emoción, cuerpo y espíritu se alinean y comienzan a suceder los milagros... Te encuentras con la persona adecuada, recibes la llamada perfecta, lees el libro que debías, de alguna manera el universo conspira a favor de nosotros y aparece eso que estamos buscando.

Creer para ver, es mi frase desde hace ya algún tiempo atrás, cuando creemos que es posible comenzamos a co-crear ese espacio, esa oportunidad que nos hace llegar a nuestra meta.

Y ¿cómo hacer esto?, ¿cómo diseñar ese camino que queremos?, mi respuesta predilecta es "en gerundio".... haciéndolo; es tal cual un proyecto, el más importante de los que has hecho, es tu proyecto. 

Comparto contigo algunas preguntas que te pueden ayudar a definirlo:
1. Cuál es la necesidad que vas a satisfacer. Por qué vas a realizarlo. 
2. Qué quieres lograr, cómo sabes si estas allí, cómo se siente, cómo te ves, cómo te escuchas. Vive ese momento, proyecta la película, eres su protagonista.
3. Cuáles restricciones existen, cuales son viables de superar, cuáles no.
4. Cuáles riesgos puedes encontrar, que clase de riesgos son: financieros, morales, naturales.
5. De estas restricciones y riesgos, cuáles son reales y cuales son creados por ti.
6. Cuáles beneficios te trae esta acción. Cuáles beneficios aporta a la humanidad, a los seres que te rodean.
7. ¿Puedes hacerlo solo o necesitas ayuda?. Qué tipo de ayuda. Quien te puede apoyar.

Escribe tus reflexiones y déjalas reposar por unos días, mientras más detalles coloques más pistas le das a tu mente y corazón para crear, más ranuras abres para encontrar el camino.

Como todo camino, el tuyo se alimenta también de vías alternas que llegan a él, señales de tránsito que nos indican que estamos en la vía correcta, esos pequeños logros que a veces pasan desapercibidos, mantén los sentidos abiertos y cuando los percibas... ¡celébralos!, así nuestro corazón sonreirá y seguirá co-creando realidades, haciendo posible lo que todos podemos tener: una vida maravillosa, perfecta en su diversidad, conectada con el amor.


domingo, 7 de julio de 2013

Diversidad... ¿Cómo la vivimos?

Dedicado a todos mis diversos seres queridos... su autenticidad me regala un espacio de aprendizaje y respeto...



En una conferencia de Ray Dalton escuche una frase que me ha acompañado desde entonces... Diversidad es eso que Somos; Inclusión es como Convivimos transitando estas brechas...

Diversidad... Una palabra que trae consigo un sinnúmero de reacciones, un sinnúmero de emociones. ¿Cómo se define? ... Si vamos al significado etimológico, encontramos que proviene del latín diversitas y este del verbo divertere (girar en dirección opuesta), compuesto del prefijo di- (divergencia, separación múltiple) y el verbo vertere (verter, girar, dar vueltas); expresa la cualidad de abundancia y variedad, que permite ver cosas diferentes, completamente opuestas, giros de 180 grados.

Si vamos al significado de la vivencia, encontramos tal como nos dice su etimología expresiones tan variadas como: "disfrutar la variedad que nos ofrece la vida", "en la variedad esta el gusto", "temor a lo diferente", "todo lo que no es normal". Apreciando en ellas desde la aceptación y el disfrute, hasta la negación y el rechazo o maltrato.

Me pregunto yo ¿qué es lo normal? , será lo mismo estos parámetros ahora que hace 10, 15, 50 o 100 años atrás. ¿Podemos evaluar y medir el mundo por historias que nos contamos sin revisar la validez actual de sus argumentos? ¿Es esta época de vida que nos toco vivir una bendición por permitirnos convivir con lo diverso?.

A veces creemos que somos abiertos a la diversidad, te invito a evaluar tus reacciones y comportamiento con respecto a los distintos elementos o temas diversos: características neurológicas, raza, género, sexualidad, política, religión, contextura física,  gentilicio,  facciones; entre los elementos mas predominantes que muestran las brechas entre la tolerancia y el respeto.

Aceptar genuinamente la diversidad conlleva como premisa base el respeto, valor clave para la construcción de puentes comunicacionales entre seres humanos, entre pensamientos, creencias y vivencias. La evolución del ser humano, basada en el respeto de la legitimidad del otro es la puerta amplia y fortalecida hacia la Paz, hacia la tan ansiada convivencia en armonía con los que nos rodean, con la naturaleza, con el universo.

Te invito a revisar hoy tu postura frente a lo diverso, a lo distinto, a lo no convencional, y estando allí contigo en la total sinceridad, preguntarte ¿y que tal si me tocara a mi?