jueves, 18 de diciembre de 2008

Conéctate con pasión

Cada acto, logro o actividad que desempeñas depende de otra persona, de la calidad de las relaciones que estableces y de la capacidad de conexión que desarrollas en ti.

Crear relaciones exitosas conlleva una interrelación entre competencias que todos podemos desarrollar y practicar, tales como la ética, la honestidad, el respeto y la colaboración, combinadas con aspectos humanos que forman parte de nuestro ser esencial: el amor, la diversión, la lealtad y la pasión.

Para construir una relación exitosa con otros, comienza a construir una relación exitosa contigo. Desde aquí, conectado con tu sentido de vida, se abrirán las puertas para dar paso a miles y miles de conexiones atraídas por el conector principal, .

Y este conector principal atrae entre otras cosas por presentar las siguientes características:
* Es auténtico, no tiene miedo a la intimidad con los otros, a mostrarse tal cual es, conociendo que desde el respeto por sus valores y convicciones encuentra el centro de su personalidad.
* Practica la generosidad, contribuye con el éxito de otros. El crecimiento del otro promueve el crecimiento propio.
* Se hace cargo de sus responsabilidades, asume compromisos y promueve su cumplimiento. Abre conversaciones si encuentra que no podrá responder a promesas hechas para renegociar tiempos y acuerdos.
* Practica la vulnerabilidad, se muestra como un ser humano con virtudes y oportunidades de crecimiento.
* No tiene miedo a preguntar, lo peor que le puede pasar es que le digan que no.

Todos tenemos diferentes intereses, lo que cada uno de nosotros puede aportar, son sus habilidades de comunicación, respetando la cultura, la diversidad y la confianza que depositan en ti. Escucha tus instintos, revisa tus preguntas, muéstralas a alguien que te pueda dar soporte, en quien confíes y encuentres un receptor. La mayoría de las personas están en la búsqueda de la construcción de preguntas, no de repuestas.

Tu puedes transformarte, y en la medida que te transformas, colaboras con la transformación de los que están a tu alrededor. El éxito no es el resultado de las circunstancias, no es el resultado de “cosas que pasan”; es el resultado de tu actuación, es el resultado de Ti.

No seas interesante, se interesado; cuando te interesas, todo comienza a convertirse en interesante. Construye relaciones que busquen la trascendencia, disfruta de los momentos compartidos con cada una de las personas que encuentras en tu camino.

Construye una vida sana, plena, conectado con lo más hermoso que tiene a tu alcance, un ser humano que siente y desea un encuentro contigo.

Les deseo de todo corazón muchas conexiones de amor, alegría y disfrute en estos días en que en muchas partes de este planeta se celebrar la navidad, construye y refuerza la maravillosa capacidad que como ser humano tienes de conectarte. ¡Eres conexión con pasión!

1 comentario:

María Mercedes Gómez dijo...

Me encantó tu artículo de conexión...
Tu eres así...
Felicidades.
MM