jueves, 24 de julio de 2008

La Inteligencia Verbal

Hoy revisando mis libros me encontré con esta frase de Tony Buzán... La pluma puede más que la espada... sólo si el cerebro detrás de ella sabe cómo blandirla.
Realmente el poder de la Inteligencia Verbal es algo maravilloso, el tener la habilidad de hacer juegos con las letras del alfabeto, combinándolas en palabras y frases, construyendo mundos en el lenguaje, nos permite cada día, en cada momento, crear realidades poderosas que guían nuestras acciones.
A mediados del siglo XX, los psicólogos observaron que existe una correlación directa entre la extensión y la riqueza del vocabulario y el éxito personal, es decir, cuanto más amplio y potente es tu vocabulario, más disfrutarás del éxito y la autoconfianza en tu vida.
Las palabras poseen un poder increíble; las personas que dominan el mundo de la palabra, amplían su capacidad de persuadir, de inspirar, de cautivar, de influenciar.
Sorprendentemente, hablar en público corresponde al miedo universal número uno de los seres humanos.
Preparándonos desde nuestra Inteligencia Verbal para conquistar este desafío, comencemos por reconocer que el lenguaje es la principal herramienta de desarrollo y crecimiento que tenemos las personas. En la medida en que mejoramos nuestro lenguaje, aumentamos nuestro rendimiento, mejoramos nuestra comunicación, nuestro vocabulario y somos más exitosos en nuestro desenvolvimiento en la sociedad.
Para mejorar nuestra Inteligencia Verbal lo más recomendable es involucrarnos con tareas relacionadas con la creación de presentaciones orales, escribir diálogos, poemas, artículos, hacer resúmenes de libros, conversar sobre libros o artículos leídos, participar en debates, entre otras cosas.
El lenguaje tiene múltiples dimensiones y funciones. Las personas codifican (transforman pensamientos en palabras) y decodifican (trasforman el significado de las palabras de otros). Una parte de nuestros pensamientos se desarrolla a un nivel no verbal, sólo después es llevado a palabras. Otros pensamientos son conducidos por un nivel completamente verbal. Las personas crean el mundo a través de sus palabras.
Cautivemos verbalmente a los demás, así seremos cautivados a la vez por la interacción entre seres humanos cada vez mas inteligentes, cada vez más poderosos, que trabajen en pro de la creación de un mundo más feliz.

1 comentario:

Adrián Cottin dijo...

Hola GG, ¡Muchas gracias!
Hay palabras que son tan poderosas que cuando son pronunciadas cambian al mundo, que cuando son escritas pueden cambiar nuestro estado de ánimo, que cuando son leidas pueden cambiar lo que pensamos, y que cuando las escuhamos producen cambios en nuestro quehacer.
Gracias por escribir sobre este tema.
Saludos,
Adrián Cottín